moto aire comprimido

Motos propulsadas por aire comprimido

A la gasolina se salen rivales un día sí y al otro también. Hoy os mostramos una alternativa que es tan sencilla como eficaz, una moto propulsada por aire comprimido. El prototipo lo ha desarrollado por el inglés Jen Stansfield, en la imagen, toma como chasis el de una Puch para después adaptarle el dispositivo que permitirá que el invento ande.

El funcionamiento es bien sencillo, acumulamos aire a presión en un depósito y luego lo dejamos salir a nuestro gusto mediante una válvula y finalmente dos motores rotativos transforman la energía del aire en movimiento a la rueda trasera. Todos hemos visto ya esta aplicación del aire comprimido sobre todo en la industria, pero esto plantea una alternativa. El prototipo alcanza una velocidad de 25 km/h y tiene una autonomía de 11 km, puede parecer poco pero la investigación puede hacer que estas cifras crezcan en cuestión años. La verdad es que hoy en día no es una verdadera alternativa, pero mantendremos un ojo en estas lineas de investigación.

Ya en 2005 el ingeniero uruguayo Armando Regusci propuso un modelo para ser comercializado, con el que el consumo baja hasta los 0,16 USD por km recorrido. El promotor de la idea reunió fondos para la creación de un modelo a un precio aproximado de unos 600 USD. Quien sabe… quizá en unos años todos los centros urbanos contarán con compresores en la red pública para el abastecimiento de estas máquinas.

Para los incrédulos, aqui os mostramos al visionario uruguayo en acción con su prototipo.